jueves, 22 de abril de 2021

La desastrosa gestión de la información

 


Hoy no malgastaré muchas palabras ni os robaré mucho tiempo, pues el tema que me ocupa es tan simple como llamativo y no requiere, creo yo, de mucha discusión. No va de la información con la que los medios suelen apabullarnos, sino de la mala gestión que se hace de nuestra información y datos que, se supone protegida y veraz.

Hay qué ver; con lo que nos aporta la informática a la hora de facilitarnos ciertas tareas engorrosas, y todavía hay quien la utiliza indebidamente, o no la utiliza, lo que es peor, especialmente cuando debería hacerse de ella el uso esperado y para la que ha sido concebida. Me refiero a Organizaciones, Asociaciones y otras Entidades que, debiendo tener —por lo menos se le supone— una Base de datos de todos sus asociados y clientes, parece ignorarla y caen en la mala práctica de contactar con ellos para trámites o comunicaciones del todo inútiles, por redundantes e innecesarias.

Más concretamente, me refiero a ONG y otro tipo de asociaciones y entidades con carácter altruista, y a empresas de venta por internet que, antes de contactar, telefónica o telemáticamente con sus clientes y asociados, para ofrecerles un producto, pedirles una aportación o cualquier otro tipo de servicio, deberían revisar su Base de datos para evitar importunarlos innecesariamente.

Firmas una petición de apoyo por una causa justa por parte de una ONG y al poco recibes una llamada pidiéndote que te asocies, cuando llevas años siendo un colaborador fijo. En más de una ocasión, sin necesidad de haber firmado nada, he recibido una llamada de una Asociación para darse a conocer y, posteriormente, pedirte que te unas a ella como socio colaborador, cuando ya lo soy. En cuanto a empresas de venta online, he recibido repetidamente correos o anuncios telemáticos ofreciéndome un artículo que ya compré o un viaje que ya realicé hace tiempo. ¿Cómo voy a comprarme otra bicicleta estática o viajar nuevamente a Bruselas si solo hace unos meses que lo hice? ¿Acaso no les queda constancia cuando fueron ellos quienes tramitaron mi pedido?

Y hoy —de ahí que me haya decidido a escribir esta entrada— he recibido un correo electrónico de Amazon ofreciéndome mi libro de relatos “Irreal como la vida misma” que ellos distribuyen en exclusiva. ¿Acaso no me tienen registrado como su autor? Es increíble.

Entonces es cuando me pregunto qué papel juega la informática y las Bases de datos para estas instituciones ¿No actualizan la información que han vertido en ellas? De no ser así, es un despropósito y un disparate. Deberían gestionar muchísimo mejor la información que manejan y recopilan de sus socios —sobre todo— y clientes, pues en muchos casos es, simplemente, desastrosa.

 

30 comentarios:

  1. Mira el lado amable: te ofrecen tu propio libro para que nunca te olvides de tu logro.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Alucinante. A mí me entran anuncios de Amazon de libros que ya he comprado. Entiendo que me entren de libros que he consultado, pero de los que ya he comprado...
    Y que te ofrezcan tu propio libro ya no tiene nombre. A veces sorprende como empresas que viven de y gracias a la tecnología,la use tan poco para ciertos temas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, con solo consultar algo, ya sea un libro o cualquier otro artículo, ya te están machacando cada dos por tres con ese producto para que lo compres, pero que luego, que una vez comprado sigan ofreciéndotelo es absurdo. Deberían hacérselo mirar.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Yo supongo, sin saber muy bien como funcionan esas empresas, que los empleados que ya se saben como funciona todo, los echan o se van ellos por mejorar su vida laborar, y entonces contratan a otro nuevo y joven pagándole lo mínimo pero que no esta formado, y mientras, cometerá ese tipo de errores. Es un decir por decir algo. Pero la verdad es que a mi me ha pasado con mi compañía telefónica, dos veces, cuando ya era clienta.
    Pero tu caso es de traca, :))).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues posiblemnete sea eso, que una vez un empleado ya conoce el sistema de trabajo y domina la metodología, lo echan a la calle y lo reemplazan por un novato que lo que mejor hace es meter la pata, je,je.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El problema no es de la base de datos, sino del impresentable becario puesto a contactar con los clientes, cuyo jefe hace caso omiso a las recomendaciones de sus propios protocolos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a veces hay muchos protocolos establecidos que nadie cumple o no sabe cómo cumplir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Si te sirve de consuelo a mi me llaman varias veces al semestre de mi propia compañía de telefónica. Ya no sé lo números que tengo bloqueados con diversos apelativos o motes destructivos je, je. Como es natural suscribo todo lo que comentas.
    Un abrazo, Josep.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal de muchos..., ja,ja,ja. Me gusta la idea de registrar esos números con apelativos con una base de cachondeo.
      Un abrazo, Miguel.

      Eliminar
  6. Igual lo de tu libro lo han hecho a idea, para que te creas que eres uno más de los muchos a los que se lo han ofrecido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, no había pensado en eso. Pero el texto decía algo así como "como hemos visto que has estado interesado en este artículo (mi libro), quizá te interese comprarlo". O sea, que detectan quien hace la consulta pero no si quien la hace es el propio autor. Las máquinas, los agoritmos que usan o lo que sea, no tienen inteligencia, ni siquiera artificial.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. ¡Hola, Josep! Es que internet o las redes sociales por mucha parafernalia que nos digan son un negocio. Todo lo que no pagas con dinero en la red lo pagas con tus datos. Hoy día todas las corporaciones tienen acceso directo con cada usuario a través del móvil y para todas ellas somos compradores. Compradores de artículos o de ideas. En mi caso jamás he firmado nada ni he seguido el juego de las "buenas causas" que tanto circulan por la red y que son una simple captación de datos para mandarte publicidad. Ya ves lo descreído que soy, ja, ja, ja... Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David. Es evidente que hay un "Gran Hermano" que nos tiene vigilados y conoce nuestros gustos y movimientos. Muchas son las aplicaciones y webs que se adelantan a nuestros deseos y, en base a anteriores búsquedas, nos ofrecen productos que saben que son, o pueden ser, de nuestro interés. Pero que te vuelvan a ofrecer lo que ya adquiriste en esa misma web o mediante esa misma aplicación ya es de juzgado de guardia. Eso es una vigilancia desmemoriada y, por si fuera poco, insistentemente machacona.
      En cuanto a firmar peticiones, por muy humanitarias que sean, yo he acabado, lamentablemente, por hacer oídos sordos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Te comprendo perfectamente. Hace años tuve que mandar un correo a los de Greenpeace para que dejaran de llamarme para que me hiciera socia porque llevaba siéndolo más de quince años. Al final me borré (por otros motivos) y fue entonces cuando dejaron de llamarme. Increíble.
    Los bancos también tienen lo suyo. El mío me ofrece de vez en cuando que abra una cuenta allí, y me preguntan antes que si los conozco. De chiste.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Nunca he entendido ese desbarajuste. ¿Tanto cuesta llevar un control de tus socios o clientes? Deben pensar aquello de que más vale que sobre que que falte. Mejor pecar por exceso que por defecto. Pero eso irrita a quienes se ven tratados de ese modo y puede provocar el efecto contrario: que se den de baja.
    Hasta hace poco, la empresa de alarmas Securitas Direct no cesaba de enviarme por email ofertas, cuando tengo sus alarmas instaladas tanto en nuestro primera como segunda residencia. De locos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Madre mía lo de tu libro es de traca.
    A mí, como a Miguel, me llaman de mi propia compañía cada poco tiempo, es terrible, con todos los medios y son un desastre.
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos, si te llaman de una empresa o asociación de la que ya eres cliente o socio, te los quitas de encima en un pis pas sin necesidad de dar excusas. Como se quedan cortados al saber que han metido la pata, no tienen más remedio que disculparse y colgar, je,je.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. ¡Hola, Josep!

    Lo de tu libro es de traca. Bueno, en realidad lo es con todo. Sin ir más lejos el tema vacuna. ¿Cómo puden llamar a una persona para decirle que le dan cita porque tiene 80 años, cuando en realidad la edad está entre los 40 y 50? Los datos, ains... los dichosos datos. A veces pienso que en vez de avanzar vamos hacia atrás.

    Espero que te solucionen el tema cuanto antes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mientras tanto, los que sí pertenecen a la franja de edad para ser vacunados (como es mi caso) siguen esperando. Los datos están ahí, pero parece que nadie los consulta o no saben cómo hacerlo. Un disparate.
      Un abrazo, Mamen.

      Eliminar
  12. Hombre, en relación al ofrecimiento de tu propio libro de relatos por parte de los simpáticos amigos y amigas de Amazon, tiene su parte positiva: conociendo tu exigencia como lector te ofrecen algo que esté a la altura. O sea, que estás doblemente reconocido: como lector exigente y como autor recomendable. Algo es algo. ; )

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me quedará más remedio que conformarme y pensar que lo hacen por mi bien. ¡Seré desagradecido!
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola Josep Ma lo de las ONG's, recuerdo el acoso y derribo al que me sometieron la última vez y ahora me miro mucho la letra pequeña porque cada vez que haces un donativo les autorizas a que se pongan en contacto contigo y era tal exageración que me llegó a molestar.
    Lo de tu libro, estoy con algunos de los compañeros que han comentado que puede ser hasta estrategia comercial de Amazon para que veas que hacen difusión y marketing de los libros que se editan con ellos, esa gente se las sabe todas y así les va ganando dinero a espuertas.
    Un beso enorme y a cuidarte mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Conxita! A mi me duele que organizaciones sin afán de lucro y dedicadas a fines humanitarios se promuevan de un modo tan "agresivo", Ello les resta seriedad y provoca rechazo. Pero entiendo que tienen que usar todos los medios a su alcance para captar socios.
      Ojalá lo de mi libro sea consecuencia de lo que algunos habéis apuntado, aunque, de ser así, poca repercusión ha tenido, ja,ja,ja.
      Un beso.
      P.D.- Por la cuenta que me trae, me cuido mucho. Y me cuidan, je,je.

      Eliminar
  14. Muchas compañías meten la pate. Entre ellas Telefónicas y las de Energía. Varias veces se me han ofrecido siendo socia de ellos. Y sobre todo con Vodafone se me ofreció con una oferta mejor que la que yo tenía. En cuanto le dije que estaba es su compañía me colgaron sin darme explicaciones. los estoy esperando en cuanto cumpla con la permanencia. Lo de tu libro quizás es para que vean que lo promocionan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que en todas partes cuecen habas, o garbanzos, o meteduras de patas, como bien dices. Pero resultan escandalosos esos fallos cuando proceden de compañías supuestamente serias. O quizá es que las compañías lo son, o lo pretenden ser, pero contratan a inútiles. Nunca lo sabremos. Y si fuera así, tendrían que responsabilizarse de la inutilidad de quienes dan la cara por ellas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Puede ser que los programas informáticos sean muy buenos, pero todos los trabajadores que los utilizan no están a la altura. Cuántas veces he ido a una oficina bancaria o de otro tipo y quien está en la ventanilla no tiene ni idea de cómo utilizar el programa y sacar un dato específico. Al personal hay que mantenerlo al día, hay que enseñarle, pero claro, eso cuesta dinero...
    SAludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, programas informáticos diseñados por hombres capacitados para ser utilizados por personas incapaces de utilizarlos correctamente. Todo un sinsentido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Opino que se trata de estrategia de marketing comercial, aunque visto desde este otro lado del consumidor, simpatizante... tiene otra explicación, como la que nos compartes y estoy totalmente de acuerdo porque es un absurdo todo ese cúmulo de incompetencias. Pero ya ves, todas estas instituciones, multinacionales, ONGs funcionan de otra manera, es decir, que sus inversiones nunca fracasen y les aporten beneficios.
    No tienen ninguna clase de escrúpulos a la hora de fastidiar a sus propios consumidores, usuarios y colaboradores.
    Un beso, Josep y buen inicio de semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente utilizo una argucia para no tener que atender llamadas telefónicas de esas empresas u organizaciones. Si cuando descuelgo el teléfono no me contestan enseguida, cuelgo de inmediato. Y es que he observado que desde que digo "¿diga?" hasta que alguien contesta, pasan unos segundos, que son los que, creo yo, tarda la operadora en pasar la comunicacion al comercial. De este modo, si nadie contesta, no le hace perder el tiempo y pasa a otra posible víctima. Hace días, todas las tardes me llaman al móvil desde el mismo número de teléfono, las mismas en las que sigo esta estrategia, a ver quién se cansa antes, ja,ja,ja.
      Un beso.

      Eliminar